dissabte, 31 de març de 2012

BUNYOLS DE VENT (Buñuelos de cuaresma)

Típico de estas fechas, aquí les llamamos "Bunyols de vent" (buñuelos de viento) porque quedan muy esponjosos y que se pueden comer solos o rellenos de crema, chocolate, etc ..
Es una receta fácil, aunque requiere su tiempo y su técnica.

INGREDIENTES :
125 ml de leche entera
75 gr de harina
60 gr de mantequilla
2 huevos
una pizca de sal
aceite de oliva para freír
azúcar para el toque final


PASOS A SEGUIR:
En un cazo pondremos la leche , la mantequilla y la pizca de sal, hasta que empieze a hervir.
Llegado este punto, añadimos la harina tamizada y mezclamos hasta que quede una pasta homogénea.










Retiramos el fuego y añadimos los huevos , uno a uno, sin parar de mezclar hasta que la pasta se desprenda de las paredes y quede homogénea de nuevo. Añadimos el segundo huevo y procedemos igual. (si son pequeños podemos poner tres huevos)


Cuando tengamos la pasta preparada, ponemos abundante aceite en otro cazo y cuando esté muy caliente echamos bolitas de la masa poco a poco. (ayudaros de dos cucharitas, mojadas en aceite)Cuando esten doradas las sacamos, y las colocamos encima de papel absorvente, espolvoremos con azúcar y dejamos enfriar.







IMPORTANTE :
Hay que poner abundante aceite para que los buñuelos se den la vuelta por si solos. Además tiene que estar caliente para que queden doratitos (si ponéis el fuego muy alto pueden quedar muy quemados por fuera y crudos por dento, y si el aceiten noe stá sufucientemente caliente, puede que no se hinchen ...)
SUGERENCIA :
Podemos incorporar un chorrito de añis a la leche para que le de un toque diferente
Se pueden rellenar de crema, chocolate,.... como más os guste !!
BON PROFIT !!

dissabte, 17 de març de 2012

ALFOMBRA Caracol

La hice para la habitación de mi sobrino. Pensé que a parte de ser bonita y divertida por su colorido, también era un regalo útil y decorativo..
Compre el kitt que venia con el molde en rejilla, los hilos cortaditos y una aguja para trabajar. A ratitos íbamos llenado los agujeros de la rejilla con la lana de colores y cada vez era más espectacular. Digo, "ibamos" porque mi marido me echó un cable para poder terminarla a tiempo para día del santo del niño.                     
¡y así quedó de vistoso !!